27.1.08

El viaje...

Τρέλα

Que tal Homo-sapiens, videns o como quieran llamarse. Según mis acompañantes me encuentro en una estación de lo que ustedes llaman "ómnibus". Me resultó muy raro el lugar. Era parecido a lo visto en mi territorio, esos animales minúsculos con antenas que recolectan de aquí para allá, lo que ustedes llaman "hormigas". Millares de individuos sin rumbo con "valijas" en las manos. Me sorprendió la velocidad de movimiento, es un lugar que no se queda quieto.
En este momento estoy con dos de mis cuidadores, ellos son los que me acompañan. Hace rato escuché algo de un viaje a no se donde, ambas parecen buenas personas. Me recuerdan a dos que estaban en mi tribu.
Perdonen mis modales no me he presentado. Mi nombre es Sumer y soy de Babilonia. Por lo que me dicen las miradas de los hombres con delantales blancos soy muy viejo. He escuchado unas voces susurrando en el pasillo y me dicen que soy un hombre de las cavernas. Un grupo de personas me encontraron congelado en uno de los témpanos de hielo en la zona de la Antártida. Estaba con mi tribu cuando un derrumbe me dejó sepultado. Coincidentemente se iniciaba la era polar y eso me congeló al instante; he visto una película donde eso pasa. El musculoso de gafas negras derrumba un camión con nitrógeno líquido y el policía "malo" queda congelado, fue algo maso menos parecido.
En mi tribu era el jefe, eramos felices. Sobre todo porque una tribu vecina nos enseño como fabricar lo que ustedes llaman "fuego", eso nos simplificó las cosas bastante. Ya habíamos aprendido a fabricar también lo que ustedes llaman "rueda". El invento facilitó bastante el traslado, sobre todo de nuestros alimentos cazados. Hoy en día ustedes lo tienen más simple con "los fósforos" o "los camiones de carga". Todo gracias al ingenio humano.
Sin duda hemos tenido inventos maravillosos. Los niños y adolescentes que veo en la terminal se encuentran maravillados con unos aparatitos que, por lo que me contaron mis acompañantes permite comunicarse con otros hombres y también escuchar "música" entre otras cosas. Es parecido cuando nosotros nos quedabamos adorando al fuego. Mirábamos el brillo atrayente, inmóviles casi inertes esperando una revelación. Brillo atrayente, ojos fijos al objeto, nada nos desconcentra esperando la revelación. Estos objetos son mas prácticos ya que son mas pequeños y no irradian tanto calor, lo frío y frívolo son propios del mundo de hoy, mis sentidos captan esto.
Un artefacto me llamó más la atención que todos los demás. Este artefacto era chiquito y estaba compuesto de tres agujas que se movían en un circulo y que también tenia muchos números. Los humanos lo veían mucho. Los carteles que estaban en el techo de la cueva de "la estación de
ómnibus" parecía manejar el mismo código de números. Era como si el artefacto controlara a las personas. Con tan solo verlo salían disparadas a otro lugar. Por un momento pensé que daba descargas eléctricas por la rigidez que provocaba en las caras y las reacciones casi inmediatas. Era y lo es, una pseudo esclavitud si la palabra encaja. Mis acompañantes me dijeron que se había abolido hace años pero no estaba tan seguro de eso ¿las hormigas tienen estos artefactos? ¡vaya uno a saber!
Mis acompañantes me dijeron que es la hora de irnos, el cartel en el techo de la cueva de "la estación de ómnibus" así lo indicaba. Nos fuimos acercando a una especie de animal gigante parecido a un mamut pero hacia ruidos mas raros y no tenia ni pelos ni marfil. Dos personas de traje salieron de la parte derecha de la boca y de pronto se abrió la parte del estomago. Mis acompañantes me dicen que suba y así lo hago. Estoy en el interior de este animal, muy cómodo por cierto. En la prehistoria cada vez que abríamos un mamut nos bañábamos en sangre pero esto es una mezcla entre cueva y animal, mucho mas frío por cierto. Había cientos de estos en una hilera sobre un río seco, color negro. Mis acompañantes me corrigen y me dicen que es un "camino".
El animal hace ruidos y comienza a caminar. El viaje es largo. Puedo notar como han cambiado los paisajes desde mi época, lo que hemos hecho. La prosperidad y la evolución van primero que todo, supongo que es bueno. El hambre existe en el mundo, en nuestra época también existía solo que de distinta manera. El hambre era provocado por cuestiones climáticas y no por nuestra propia responsabilidad. Uno de mis acompañantes menciona: "lo gastado en la guerra de Irak serviría para alimentar al mundo entero". No entendí mucho el significado, probablemente ustedes lo entenderán mejor.

Verde, asfalto, asfalto, asfalto, verde, vaca, otra vaca, día, ocaso, noche, nuevamente día, asfalto, verde, vaca, casa lejana, verde, asfalto. Me recuerda a un excelente poema de Crystele Soubrette, mi homenaje para ella. Es todo lo que capté del viaje que, por cierto, va llegando a su fin.

El mamut se detiene. Mis acompañantes y yo nos bajamos. Ellos me mencionan algo de un lugar, no lo entendí en realidad. Pronto nos subimos a otro animal parecido al mamut pero más pequeño. Hacemos unas 30 cuadras hasta una cueva muy particular. Allí me reciben otros acompañantes que también tienen delantales. Ahora recordé lo que me dijeron. Se trataba de "un traslado de interno", por lo que me contaron mi familia quiso trasladarme de instituto porque "el otro no me ayudaba en nada", palabras de mi hermana. Hablé el otro día por teléfono con ella. ¿Sintieron lo frió que puede ser un teléfono?
Por lo que me dijo mi familia y mis acompañantes tengo un problema y hay que resolverlo. No hay cuartel para eso. Mi hermana me dice que me quiere ver bien y recuperado, no se a qué se refiere. Siento mucha frialdad en el mundo. Las personas no son como las de mi época. Aquí se ven mas pero se sienten menos, estamos mas comunicados pero menos conectados. Siento mucha frialdad en el mundo, los artefactos que inventamos suelen ser muy fríos pero útiles. Las personas no son como las de mi época, ¡no!. Por lo que veo de la realidad solemos estresarnos (esta palabra la escuche de los hombres con delantales mencionados anteriormente) por cosas inertes, innecesarias. Nuestro sentido de la supervivencia fue reemplazado por el del éxito que, contradictoriamente, causa mas insatisfacción que felicidad. Estamos inmersos en una destrucción-evolución. Somos la única especie que gozamos de esto.

"Definitivamente habrá que rendirse a la evidencia de que este mundo está loco."
Sacha Guitry

Volví a hablar con mi hermana, me recordó que hace 10 años que vivo internado por mi problema. Lo más satisfactorio que tuve en estos 10 años fue el viaje. Disfrute mucho la verdad, pude aprender mas de todo. Cosas que no conocía se me revelaron porque vengo del mundo de las cavernas y no soy conciente de la realidad. Ya he pasado por varias facetas, ahora soy conquistador. Mi nombres es Napoleón Bonaparte, Emperador de Francia...

"La verdadera locura quizá no sea otra cosa que la sabiduría misma que, cansada de descubrir las vergüenzas del mundo, ha tomado la inteligente resolución de volverse loca".
Heinrich Heine

FIN

3 comentarios:

acordeprometeo dijo...

Bravísimo camarada... Leyendo la narración, me venía a la mente la póstuma obra de García Márquez "Cien años de soledad". Era como si Macondo y toda la generación de los Buendía se trasladarán a tu blog, pero con el mismo mensaje...el progreso de la especie humana paralelamente a la extinción de ésta . Por cierto, ¿conoces a alguien que no esté loco? Yo creo que no.

Un abrazo desde el otro lado del charco y felicidades por el blog.

Acordeprometeo.

Nazarena dijo...

Q tal joven, excelente escrito. Por momento me sentía muy identificada. Como dicen: "De poeta y de loco...". Yo tengo más de loca q de poeta. Felicitaciones, y gracias por nombrarme ^^, todo un orgullo.

Besos, suerte

Crystêle Soubrette.

·ΙΙ μαιευτικη ΙΙ· dijo...

José Manuel: Lamentablemente todavia no he leído 100 años de soledad, es una deuda pendiente que tengo que cumplir algún da. Tu lo has dicho, las contradicciones son propias de la raza humana, es algo que me inquieta. Con respecto a la locura, todos estamos locos pero nos falta quizás un poco más de locura. El mundo sería un tanto más distinto y mejor. La locura muchas veces nos permite realizar cosas que estando cuerdos jamas las haríamos. Borra los limites de lo imaginado y nos hace mejores.

Crystêle: Es buena tu locura puesto que perfecciona tu poesía. Seguí así, tu arte importa. El orgullo es todo mío.