10.5.08

Amor: ¿el Eros o el Agape?...

αγάπη

En el día de hoy me he propuesto definir nociones básicas sobre la concepción de amor. Es una tarea bastante dificil ya que no hay nada más abstracto e incomprobable que el arte de amar (al menos para mí, si alguién la tiene clara por favor me envia un maíl).
En la concepción helénica del amor, este se encontraba dividido en dos: el Eros y el Agape.
El primero era un amor mas egoísta, interesado y mundano, más relacionado con lo físico. Algunos argentinos lo podrían reestructurar y definirlo como "calentura". Cuantos de nosotros hemos escuchado los términos "le tengo ganas" o "como le doy". El Eros está mas relacionado con esa clase de "amor".
El Agape en cambio, es el amor ideal, similar al que se intenta proyectar en las novelas. Vieron cuando la protagonista le dice "José Armando Miguel tú eres el amor de mi vida, somos dos en uno, te amo" luego de haberse quedado ciega, haber pensado que eran hermanos debido a que el padre tuvo un affaire con la madre 40 años atrás y que se comprobó que la "mala", esa mina "jodida" que lo quiere "engatuzar" al protagonista, no estaba embarazada a pesar de que haya falseado los análisis de embarazo. Es un amor puro, desinteresado que fluye ideal y cuasi perfecto contra todos los contratiempos.
Para que vean lo difícil de conjugar en palabras al amor, las acepciones de la RAE:

1. m. Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.

2. m. Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.

3. m. Sentimiento de afecto, inclinación y entrega a alguien o algo.

4. m. Tendencia a la unión sexual.

5. m. Blandura, suavidad. Cuidar el jardín con amor

6. m. Persona amada. U. t. en pl. con el mismo significado que en sing. Para llevarle un don a sus amores

7. m. Esmero con que se trabaja una obra deleitándose en ella.

8. m. p. us. Apetito sexual de los animales.

9. m. ant. Voluntad, consentimiento.

10. m. ant. Convenio o ajuste.

11. m. pl. Relaciones amorosas.

12. m. pl. Objeto de cariño especial para alguien.

13. m. pl. Expresiones de amor, caricias, requiebros.


Hay una distancia inmensa entre la número 1 y la 4 ¿no?
Ya intenté definir al amor (bien o mal, no me prejuzguen) pero sabemos acaso, ¿los síntomas del mismo en nuestro cuerpo?
Me pareció interesante la descripción del presente artículo:


"...alzas en las frecuencias respiratoria y cardiaca, aumento de la sudoración y nerviosismo -debido a la hiperactividad que la presencia del objeto amoroso genera en el cerebro, lo que origina una descarga de neurotransmisores que excitan al sistema adrenérgico- y experimentan sobre todo perturbaciones notables en el pensamiento".

Lo descrito es lo que se llama "música en el aire, mariposas en la panza" y todas esas cosas que uno dice sentir cuando está enamorado.
Para concluir con este breve análisis del amor voy a traer a luz algo que me quedó grabado en la cabeza cuando alguién definía en cuanto tiempo se puede olvidar al amor. Obviamente no se si era textual ya que lo escuché o lo leí hace mucho tiempo:

"Un amor pequeño se olvida en un mes, un amor mediano se olvida en un año, en cambio, el gran amor no se olvida nunca".

Sabemos de lo triste y rebuscado que es el amar, los efectos destructivos que tiene y las cosas estúpidas e innecesarias que nos hacer pero ¿No está bueno sentir eso de vez en cuando?

"Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado".
William Shakespeare

Con un humilde abrazo y una sonrisa en mi rostro me despido, saludos para todos!

2 comentarios:

flor de jacarandá dijo...

me gustó la perspectiva del post, realmente difícil tarea la de definir el arte de amar.
Me quedo con la frase de Shakespeare...preciosa
un beso

·__ Λακεδαιμων__· dijo...

Y la verdad de todo esto es que no voy a poder definirlo eficazmente ni aunque investigue por el resto de mi vida jaja, muy complejo. Gracias por pasar, besos para vos también!