27.10.10

N.C.K. D.E.P.


No hay mucho para decir. La muerte deja vacío y silencio. Más allá de cualquier ideología política lo que se fue es una persona que marcó el pasado, presente y futuro de nuestro país.
Lo que se merece en estos casos no es más que respeto. No cabe hablar de corrupción, de capacidad, ni el bien ni el mal que hizo (dependiendo de los puntos de vista)..
Lo que hay que hacer es emitir silencio, muestra fundamental del respeto.
Para los argentinos, es momento de mostrar altura.

*Música de fondo: Réquiem de Mozart, versión de Lacrimosa.

2 comentarios:

Hernan dijo...

El peronismo es un movimiento polifacético y policlasista, que tiene un gran sentido de la oportunidad. Ese oportunismo le permite encontrar siempre al macho alfa de la manada para seguirlo en la dirección en la que corre la historia. Un traje a medida para cada ocasión: fue nacionalista en los '40, desarrollista en los '50, conservador y a la vez guevarista en los '70, socialcristiano en los 80' y neoliberal en los '90. Durante el kirchnerato, adoptó algo así como un neonacionalismo de izquierdas.

=:: ελπίδα ::= dijo...

Coincido con tu postura Hernán. A mi me llama mucho la atención el pueblo argentino. En junio de 2008 el pueblo parecía odiar al gobierno, pero con lo visto en estos días, la cosa parece poco cuantificable. El año que viene es una total incógnita.

Saludos