10.10.11

La historicidad de lo mundano...

Los apasionados en la historia me entenderán. Luego de leer sobre distintas épocas en diferentes períodos de la civilización humana invade en mí un intento espontáneo de entender como funciona el ser humano.
Me pregunto si todos los problemas que nos aquejan son los mismos por factores inevitables o si esos problemas están inducidos por una lectura restropectiva a través de lo actual.
Hambre, corrupción, avaricia, todo esto puede apreciarse en los libros de historia.
¿Es acaso una maldición humana el no poder superar estos obstáculos y verdaderamente evolucionar a sociedades más justas?
En un principio el concepto de evolución de las especies de Darwin aplicado a las sociedades humanas se ve interrumpido porque precisamente esa evolución se percibe de manera fraccionada. El hombre parece evolucionar en unos aspectos, la tecnología por ejemplo, pero en otros demuestra estancamiento y hasta retroceso.
La mente humana es tan compleja que varias cosas que parecen obvias en realidad no lo son para todos. Somos seres sociales pero con una inmensa instrospección individual.
Esta tensión entre lo comunitario y lo individual llega a su cenit en los días actuales. El avance del consumo y la publicidad supieron explotar los deseos individuales de la mente humana hasta modelar una sociedad en el que el progreso se ve a través de fines netamente individuales. Tal vez siempre fue así, tal vez no. Sin embargo, hoy existe cierta rareza en este aspecto: La explosión de los medios de comunicación tecnológicos. Hoy es cada vez más sencillo, a términos generales, de contactar con el otro ( algunos pensarán "más no de comunicarse").
Ciertos movimientos, algunos impulsados por las redes sociales, han tomado fuerza y, por lo menos en una visión personal, están dirigiendo sus esfuerzos para construir un modo de vida en el que la igualdad prime por sobre todas las cosas.
Parece ser que el hombre hipermoderno, término por el que se conoce a este período, parece haberse acostumbrado a ser infeliz. "La vida es así porque es así". Ignora que ciertos factores que inciden en la materialización de su infelicidad son perfectamente modificables. Los métodos de producción y supervivencia de la humanidad son impulsados por estándares que nada tienen que ver con algo inmutable. Lo pre-establecido se puede reconfigurar.
Estamos ante una época extraña, de crisis. Cómo me gusta decir: "En cada crisis hay una oportunidad".

No hay comentarios: