12.11.11

Mente Ateniense, Corazón Espartano, Espíritu Zen...

Cuando me preguntan en lo que me gustaría convertirme como persona creo que las mejores características (de una manera resumida y poco abarcativa) las encuentro en estas tres ideas: Mente Ateniense, Corazón Espartano, Espíritu Zen.

Mente Ateniense

Los Ateniense son conocidos en el mundo occidental como los creadores de la democracia. Si bien esta democracia tendía a ser mas exclusivo que inclusivo, sin dudas representa uno de los paradigmas más importantes de la humanidad. La Democracia sostiene que el poder le pertenece a todos los ciudadanos. Si bien esta idea no se ve muy bien materializada por los mecanismos que intentan establecerla, el concepto representa la parte constructiva del hombre. Para progresar en el mundo de los hombres todos deben decidir su destino. Ésto, en contraparte de las monarquías que imperaban en la época de su creación, parece ser mucho más representativo, con todo el peso de la palabra que conlleva, a la evolución hacia una sociedad más justa y perfecta.
Otro gran ganador de la historicidad que posee la cultura helénica es la filosofía, principalmente la socrática. Los grandes exponentes de dicha filosofía son los célebres conocidos Sócrates, Platón y Aristóteles. Detengámonos en su fundador: Sócrates.
Sócrates, por lo que cuentan los escritos de su discípulo Platón, creía fervientemente que el conocimiento se conseguía a través del método dialéctico. Este método, a grandes razgos, se oponía por convicción a que el saber lo tenía una sola persona que lo transmitía a lo demás, sino que más bien, el maestro servía como un guía para sus discípulos. Éstos, gracias a un exhaustivo trabajo de razonamiento llegaban por sí mismos al saber. El método dialéctico-mayeútico también parece ser, con los defectos que sus detractores le puedan encontrar, uno de los grandes legados hacia el bien común universal.

La mente de un ser humano debe de poder nutrirse de estos legados. En su vida cotidiana la mente debe de actuar de manera democrática y sócratica. En su lugar de trabajo, con su familia, debe de poder hacer uso de estas ideas para poder lograr lo que se proponga. Los humanos somos seres sociales, dependemos del otro para subsistir. Si no comprendemos esencialmente ésto, todo nuestro futuro, como individuos y principalmente como sociedad, podría desaparecer.

Corazón Espartano

Los espartanos, hechos populares por su ferocidad para el arte de la guerra, son otro eslabón de lo que yo quiero tener para el logro de un ser pleno. Si bien su fama nada tiene que ver con la paz y con lo que uno puede considerar como evolucionado para el porvenir de las sociedades, hay grandes cuestiones que no pueden dejarse de lado.
Una de estas grandes cuestiones es su disciplina. Los espartanos creían fervientemente que debían ser disciplinados para que su nación triunfe. Cuentan algunas leyendas que las madres de los espartanos que iban a la guerra preferían que sus hijos mueran honorablemente. Volver de la batalla vivo representaba a la cobardía y la humillación extrema en la sociedad espartana. Este fuerte sentido de la disciplina y el honor, sentido que puede criticarse por cierto, era un pilar fundamental para los ciudadanos espartanos.
Su mayor exponente y mayor fama se alcanzó en la batalla de Termópilas. Si bien Esparta perdió esa batalla, lo hecho ahí por su rey Leónidas y sus 3000 combatientes (300 espartanos y los demás algunos aliados como los tespios y tebanos) sacudió los canones de la historia bélica. El contingente helénico, después de detener durante tres días en una abismal inferioridad numérica, decidió permanecer en el campo de batalla sabiendo que todos iban a morir.

Esa ferocidad ante la adversidad es algo que el hombre no puede dejar de querer poseer.
Mostrarse confiado y desafiante a pesar de las condiciones adversas, no exclusiva de los espartanos pero sí llevados al límite por éstos, es uno de los grandes legados ante la cultura occidental y que permanece como una de las cosas que un individuo debe tener como aliada si quiere conseguir lo que se propone.

Espíritu Zen

La religión Zen pretende despojar a la sabiduría de todo conocimiento racional. Uno debe hacerse de saber a través de la experiencia y del no saber nada para poder empezar a saber. Despojado de todo razonamiento transferible a las palabras y atado a una filosofía puramente espiritual de la iluminación, el zen llega a representar una condición para aprehender en el camino hacia la armonía y equilibrio individual. El espíritu, entendido como lo que trasciende puramente lo físico y racional, es otra gran parte del rompecabezas para poder conseguir lo que se entiende como un ser pleno. Cuidado; entender el Zen no es tener un espíritu Zen, sino más bien es transitar el camino Zen,

Si bien ciertas cuestiones pueden parecer como opuestas, es de notar que todas las doctrinas filósoficas, religiosas y políticas no suelen abarcar todos los aspectos de la vida mundana sino que más bien tienden a dar un sentido sobre como observar y vivir al mundo conocido. Considero que para acercarse más y más a lo que uno quiere ser se debe tomar lo que uno crea conveniente de cada postura e incorporarlo para convertirse en un retazo de ideas complementadas.
Ésto intentó ser una breve descripción de las ideas que más deseo incorporar para poder sentir lo que todos desean, convertirse en un ser pleno y equilibrado.

2 comentarios:

.: Bloguera Sol :. dijo...

Muy bueno! ...si todos lo tomaramos como meta, ciertamente el mundo seria mejor.
Me aleje por un tiempo de mi blog, mas que nada por falta de tiempo, y al volver me acorde de este blog, ya que siempre me pareció muy interesante lo que posteabas en él.
Me gusto mucho el post de la fruta madura.
A veces me gusta creer que por cada atrocidad cometida por una persona, hay otra que se despierta espiritualmente, hacia algo mejor, y esta bueno encontrarlas, como en este caso, por ejemplo.

Saludos!

.: Sol :.

( : δύναμη : ) dijo...

Gracias Sol por tu comentario. Si me preguntás, las atrocidades pasan sin explicaciones metafísicas. El accionar humano se compone de azar. Es deber de todo ser humano congeniar y conectar para que todo ese mal se transforme en lo que somos en el interior.

Saludos!