8.1.12

Trotamundos: Egina...

Salimos temprano del hotel y nos dirigimos, al igual que el día anterior por el metro, hacia el puerto de Pireo.
Tomamos el barco que nos llevaba a la isla alrededor de las 11.15. El mar Egeo es mucho más azul y cristalino de lo que estoy acostumbrado. El barco contaba con tres salones comedores espaciosos y asientos de pana. El trayecto demoró apenas 1 hora.
Al llegar nos quedamos atónitos con el paisaje. El mar, calmo en ese momento, daba con la costanera del puerto. Los edificios, bajos y coloridos, me hacían recordar a los paisajes mostrados en la película "la mandolina del Capitán Corelli". Si la temperatura no fuese tan baja en ésta época del año, de seguro me tiraba de cabeza al agua.
Bordeamos la costa y debo decir que si bien el mar es precioso, la playa no es muy llamativa que digamos ya que tenía muy poca arena y abundaban algas y piedras (además de ser muy estrecha).
Cuando terminamos de contemplar al mar decidimos adentrarnos en lo profundo de la isla.
Las calles del lugar son muy angostas, tanto que uno debe correrse a los costados cuando se acercan los autos y motos (y debo decir que son muchos los que pasan). Las casas, notoriamente de fin de semana, se entremezclaban con plantaciones de pistacho y viñedos, principal actividad ecónomica del lugar junto con el turismo.
Realizamos una caminata de dos horas y luego decidimos volver a la costa ya que las calles son muy zigzagueantes y nos daba miedo perdernos y no poder llegar al barco que nos lleve de vuelta.
Finalmente, después de tanto caminar, llegamos nuevamente al puerto. Contemplamos el mar hasta el atardecer (precioso es lo que me viene a la cabeza) y cuando nuestro barco llegó retornamos a Atenas alrededor de las 18.15.
Si bien no estaba dentro de nuestro itinerario en un principio, la isla de Egina vale la pena si uno quiere descubrir lo bello que puede ser la parte Balear de Grecia. Si bien no es tan famosa como Santorini o Mykonos, le juega a favor que se encuentra tan sólo a una hora en barco desde Atenas y goza de paisajes que rivalizan con sus pares helénicas.
A continuación le dejo unas imágenes de esta hermosa isla:





No hay comentarios: