11.2.13

El Panoptismo Digital...

El panoptismo es ampliamente definido por Michael Foucault en su libro "Vigilar y Castigar" como una tecnología creada en el siglo XVII y aplicada a las instituciones religiosas, escolares y sanitarias entre otras como forma de organización socio-política en un espacio reducido.
Las aplicaciones de la observación del todo por parte de los organismos de control datan del medioevo. Hoy , siglo XXI, nos encontramos con una nueva concepción de esta tecnología en el auge del mundo 2.0.



La observación y la cultura

Varios siglos han pasado ya desde su invención y las sociedades enteras se han ido adaptando a la idea de estar expuestos y ser observados  Esto lo podemos notar en la cultura cinematográfica Hollywodense donde varias películas de ciencia ficción, para nombrar algunas: "Enemigo Público" con Will Smith como protagonista, o "Eagle Eye" con Shia Lebouauf. Y en este catálogo estamos dejando a la gran cantidad de películas que tratan sobre conspiraciones en donde sobran en demasía los elementos que utilizan los organismos de inteligencia para observar a quién requieran sin impedimento alguno.
El espectador cuando ve esta tipo de filmes ya no se horroriza, al contrario da como creíble y hasta da por sentada la posibilidad de que alguien fácilmente pueda auditar sus compras mediante tarjeta de crédito, las publicaciones de su blog o hasta las llamadas de su celular.

Acostumbramiento al ser observado

La incorporación de la tecnología a la vida cotidiana nos ha hecho más permeable a la posibilidad de enviar datos a sistemas computarizados. El hombre común sabe que las nuevas tecnologías no son infalibles pero decide de todas maneras pactar con "el sistema" y recibir los beneficios que este brinda.
Pero este panóptico digital no sólo se usa para observar o cohibir. También ha encontrado su utilidad en la maquinaria que ha empujado al capitalismo a convertirse en el único sistema económico reinante, el consumo.
Pero este consumo que en tiempos de antaño se vendía a través de la publicidad como un bien único e innovador, ahora se muestra un tanto más alineado a las necesidades del consumidor. Es así como ahora las propias empresas utilizan a internet para conocer en profundidad a su consumidor, algo imposible con los medios tradicionales donde el feedback era restringido para estos.

Redes Sociales e Investigación de mercado

La investigación de mercado ha desarrollado una vasta teoría para intentar meterse en la mente de los consumidores. Los sondeos de producto, las mesas de reunión y otros sistemas han sido creados para ello. Pero hoy en día la tecnología está tratando de llevar el horizonte de estas tecnologías a un siguiente nivel.
Existen programas de computadora que permiten segmentar, a través de la información volcada en las redes sociales, patrones de gustos y elecciones de las personas. Estos patrones dan un detalle de probabilidades de lo que una persona, según género, edad, etnia, o nivel social, elige si desea comprar unas zapatillas o que marca de gaseosa le gusta más. Y lo más curioso de todo ello es que cualquiera (si compra la licencia de los programas) puede observar esos datos, es decir que uno necesita tener estudios adicionales para leerlos.

A no desesperarse

Pero esta forma de comportamiento del panóptico digital (que por cierto no digo que sea la única) tiene características diferentes a las de su predecesor analógico. Este no tiene como objetivo vigilar sino más bien comprender. No busca predecir para definir alguna acción cohersiva sino para adaptar estrategias comerciales.
Esto quizá sea lo que determine el agrado de los consumidores al ser observados ya que ello permite que los productos se adapten mejor a sus gustos. En otras palabras, el consumidor es el que tiene el poder ya que las empresas buscan adaptarse a las personas y no a la inversa.

Esto refuerza la idea de que cada vez más está quedando en evidencia el grado de poder que tiene el ciudadano común en la pirámide de poder. Es por ello que el panóptico digital, al menos en lo comercial, busca conocer en profundidad a los consumidores ya que si no se hace una lectura correcta de ellos, "No se vende bien"

Es cuestión de tiempo para ver si el panóptico digital, como cualquier herramienta se utiliza con fine benévolos o malignos, dependerá de quién lo utilice, tal como el martillo, si para golpear o construir.

No hay comentarios: