19.4.14

Eostre, Jesucristo y el conejo de pascuas...

La fiesta de pascuas es una celebración muy popular en el mundo cristiano occidental y se caracteriza por rememorar la muerte y resurrección de Jesucristo. Sin embargo, otros pueblos también realizaban festejos en fechas cercanas. Estos tuvieron tanto peso e importancia que su huella se oculta y se une imperceptiblemente a la tradición cristiana sin ser notada por la mayoría de las personas.
Los pueblos nórdicos le rendían tributo todos los equinoccios de primavera a la diosa conocida como "Eostre", nombre que devenirá en "Easter" como se conoce a la pascua en los pueblos angloparlantes. Ella era la diosa de la prosperidad y se la asociaba a los conejos, animales caracterizados por su gran capacidad reproductiva.
En el equinoccio de marzo del hemisferio norte el sol llega para ahuyentar al invierno y dar comienzo a la primavera, una estación asociada siempre con la fertilidad y abundancia.
Debido al sincretismo cultural, las tradiciones paganas se han entremezclado con las cristianas dando como resultado la incorporación de tradiciones mixtas. El conejo de pascua es una incorporación del culto nórdico a Eostre y lo mismo ocurre con los huevos, utilizados por diversas culturas también para representar al equinoccio de primavera y la fertilidad como en este caso.
La humanidad ha utilizado símbolos para retratar fenómenos astronómicos y darle sentido al propio desarrollo espiritual. Muchos significados de esos símbolos están ahí debajo de la superficie esperando ser encontrados. Cuando mañana comas al conejo de pascua podés maravillarte con la idea de que su importancia en tradición nació siglos antes del otro lado de la tierra y que detrás de una pregunta inocente hay una historia por descubrir.
La mía se inició unos días antes con la siguiente ¿Que tiene que ver Jesús con el conejo y los huevos?

Sean curiosos. Hasta la próxima!!

Fuentes:
Imágen de Eostre
The Guardian
huevosdepascuas.com.ar
Wikipedia
Adivinario.com

1 comentario:

Frodo dijo...

Grande Matado!
Siempre desasnando gente por ahi.
Cuántas veces me pregunté ¿Qué tiene que ver Jesús con los huevos? (jaja) y por pereza u olvido no lo busqué

Abrazo!